Europa dice sí al autoconsumo eliminando sus impuestos

Para los que vivimos en España y gozamos del mayor número de horas de sol de toda Europa, que el gobierno nos aplique un impuesto por autoconsumo es algo que no acabamos de entender y es que el denominado “impuesto al sol” es un tema que lleva años generando mucha polémica y noticias, tanto es así que no hace muchas fechas os hemos hablado sobre él y hoy de nuevo lo volveremos a hacer puesto que tenemos noticias frescas que pueden darnos algo de luz en un tema tan complicado. Aunque lo que sí debemos tener claro y más en estos momentos en los que la Unión Europea ha dado su opinión, es que para estar preparados para cualquier situación debemos contar con asesores profesionales como los de Gestión Integral Toledano, quienes nos ayudarán con su experiencia a no salir perjudicados de esta inversión en energía verde.

Antes de entrar en materia en lo que ha dictaminado la Unión Europea durante estos días queremos haceros un breve repaso sobre lo que es el famoso impuesto al sol promovido por el gobierno de España.

Comencemos este breve resumen suponiendo que nosotros ya tenemos instaladas las placas solares en nuestra propiedad con todas sus conexiones bien realizadas por los profesionales en la materia, presumamos también que tenemos todos los papeles de la instalación en regla, puesto que de lo contrario nos estaríamos enfrentando a multas de carácter muy grave que nos podrían acarrear sanciones de entre seis millones y sesenta millones de euros, cantidad completamente imposible de alcanzar para un consumidor de a pie. Teniendo estos dos puntos previos correctamente hilados, debemos tener en cuenta que estaremos conectados de igual manera a la red eléctrica puesto que no todos los días hace sol o no todas las jornadas somos capaces de generar la energía suficiente para satisfacer nuestras necesidades, por lo que para no quedarnos a oscuras o sin calefacción ni agua caliente, deberemos obtener los recursos que nos faltan de la red convencional. Es en este punto en el que entra en acción el impuesto al sol y es que lo que nos han vendido como una contribución a pagar la red de la que todos nos nutrimos para obtener electricidad y que por tanto debemos colaborar a su financiación, en realidad se trata de que sufragar la misma cantidad que estábamos pagando antes de instalar las placas en vez de pagar tan solo por la parte porcentual que nos corresponda por el tiempo que estemos tirando de la red, que como es lógico, no será ni la mitad de tiempo puesto que estaremos abasteciéndonos de nuestra energía.

Repasado este concepto del impuesto, entramos en materia con la actualidad y es que la Unión Europea le ha dado otro revés a esta polémica política española aprobando eliminar los impuestos que gravan al sol. Concretamente el Parlamento Europeo apuesta por fomentar la instalación de energías renovables y garantizar que todos los ciudadanos comunitarios tengan derecho a ser auto consumidores de este tipo de energías. Para que esto sea posible, los residentes en todo el territorio de la Unión Europea deben tener la autorización pertinente de los gobiernos de cada nación para poder consumir la energía que ellos generen además de poder vender a las compañías eléctricas, como ya sucede en algunos de los países comunitarios, el excedente que consigan producir sin ser por ello penalizados o lo que es lo mismo, sin ser objeto de cargas desproporcionadas que no reflejen realmente los costes que la venta de este excedente produciría. Esta situación que como decimos, va en contra de las ideas del gobierno del estado español es el primer paso que ha dado la comunidad europea para convertirse en una sociedad más ecológica y sostenible, aunque todavía falta mucho camino para que este proceso se haga efectivo puesto que ahora cada uno de los países miembros debe exponer sus puntos para luego finalmente sacar adelante un texto en común por el que deban regirse todos y cada uno de los territorios. Por estos motivos que os hemos comentado, deberemos estar pendientes de la actualidad y asesorados de la mejor manera posible, puesto que quizá en las próximas fechas tengamos nuevas noticias.

La situación del autoconsumo en otros países europeos

Resulta cuanto menos curioso que en España, donde más horas de sol tenemos al año de toda Europa y con lo cual deberíamos de llevar ventaja en cuanto a la energía fotovoltaica se esté preparando una normativa para que esta no se desarrolle, al menos en cuanto a lo que el autoconsumo se refiere, mientras que en otros países como Portugal se permite sin ningún tipo de peaje el desarrollo hasta un megavatio para consumo propio, además si sobrase energía, las eléctricas la recompran a un noventa por ciento del precio de mercado con lo que se fomenta este tipo de energía y se premia a los residentes.