Reutilización del plástico: el futuro de la construcción

Reutilización del plástico: el futuro de la construcción

La contaminación del planeta y de los diferentes ecosistemas que en él habitan, ha avanzado y crecido tan rápidamente que de no conseguir maneras de paliar el daño, no pasará mucho tiempo en el que la vida humana se vea más duramente afectada por los agentes contaminantes.

Dado lo grave de la situación, es fundamental encontrar maneras que permitan reutilizar los materiales ya existentes y desechados, para darle una nueva vida, un nuevo uso y formas más amables con el ambiente de ser utilizadas. Es allí donde entra el reciclaje y la reutilización de elementos una pieza fundamental del proceso de cuidado y protección del ambiente.

En este artículo, nos centraremos en la reutilización del plástico y cómo este puede ser utilizado en una industria tan grande como lo es la construcción. El plástico es un elemento complicado de reciclar, pues al ser tantos tipos, algunos pueden reciclarse y otros no, además el proceso es costoso en comparación a otros tipos de reciclaje, lo importante es que cuando se puede hacer, genera beneficios como la disminución del uso de petróleo para su fabricación (ya que el plástico es un derivado del petróleo); por cada kilo de plástico reciclado, se ahorra un litro de petróleo y 2,5 kilos de CO2.

Es por ello que las empresas de construcción así como los nuevos emprendedores que tengan ideas de reutilización de materiales, pueden generar no solo beneficios económicos, sino beneficios al medio ambiente, para hablar de las ventajas que tiene invertir en el reciclaje de plástico, conversamos con FINDANGO, una empresa líder en la financiación de nuevos negocios y que puede compartir con nosotros las razones para invertir en el reciclado de plástico.

Usos del plástico reciclado en la construcción

La industria de la construcción es una de las que más utiliza plástico en su día a día, no sólo porque sus características le permiten adaptarse a diversos usos. Sin embargo, es fundamental encontrarle uso a ese plástico que puede reciclarse y que se convierta en una obra funcional a largo plazo.

Existen múltiples maneras de utilizar el plástico que se han podido desarrollar y aplicar en diferentes rubros dentro de la construcción, algunas pueden ser:

  • Asfalto verde

Consiste en la adición de polímeros (plásticos) a las mezclas asfálticas convencionales con el fin de mejorar sus características, como la resistencia al deterioro por factores climatológicos y por el peso vehicular.

Este tipo de asfaltado genera múltiples beneficios a largo plazo, ya que es resistente a la malformación, el agrietamiento y la humedad, a su vez significa un menor gasto económico con el ahorro en materiales, aumenta la calidad debido a que mejora la durabilidad de las calles lo que significa una reducción importante del presupuesto de mantenimiento, además de la reducción de la huella de carbono al reciclar un producto que se convertiría en desecho, extrayendo menos materiales de la naturaleza.

En el mundo existen diferentes fórmulas para asfalto verde, algunas utilizan el material de los neumáticos para el betún asfáltico, lo importante es que se trata de encontrar formas de darle un uso prolongado a materiales altamente contaminantes y lentos en su proceso de desintegración por la vía natural.

Este tipo de asfalto puede ser utilizado de la misma forma que el asfalto tradicional, lo que indiscutiblemente sería una buena forma de utilizar el plástico de envases y botellas desechadas, pues se necesita 1 tonelada de ellas por cada mezcla de asfalto. A final de cuentas, las matemáticas dan buenos resultados porque se estaría utilizando muchísimo plástico en cada proceso de asfaltado.

  • Ladrillos Ecologicos

Son aquellos ladrillos fabricados a partir de materiales o mediante procesos de fabricación que no suponen un impacto ambiental tan importante como el de los ladrillos convencionales. Dentro de los ladrillos ecológicos, hay algunos más ecológicos que otros según su sostenibilidad en diversos aspectos. Estos ladrillos pueden ofrecernos la misma o mayor resistencia que los convencionales e, incluso, ofrecer las mismas ventajas en confortabilidad y seguridad.

En el marco de los múltiples tipos de ladrillos ecológicos, encontramos ciertos beneficios en aquellos que son creados a partir de las botellas de plástico, en comparación con los ladrillos tradicionales, algunos de estos son:

  • Proporcionan un aislamiento térmico hasta cinco veces superior a los ladrillos convencionales.
  • Su mayor aislamiento térmico permite la construcción de muros de menor espesor. Así, en lugar de construir paredes de hasta 30 cm se pueden construir de 15 cm.
  • Son más ligeros que los ladrillos tradicionales, llegando a pesar hasta un kilo menos.
  • Poseen buena resistencia al fuego. Sus resultados en ensayos de propagación de llama lo agrupan en la clase RE 2, que es un material de muy baja propagación.
  • Es ecológico, ya que su materia prima son residuos reciclados de plástico.
  • En su fabricación no se emplea suelo fértil, por lo que no contribuye a la desertificación del suelo.
  • Este tipo de ladrillo se puede moldear con una máquina manual y no requiere una cocción en grandes hornos, por lo que no contribuye a la contaminación atmosférica ni a la tala de árboles para obtener la leña necesaria.

¿Por qué utilizar plástico en la construcción?

Los polímeros plásticos tienen varias propiedades vitales que explotadas solas o juntas, hacen una contribución significativa al rubro de la construcción, pero siempre teniendo en mente que el utilizar el plástico reciclado es fundamental para el medio ambiente. A continuación, compartiremos algunas razones de por qué se debe utilizar este material en el mundo de la construcción:

  • Los plásticos son duraderos y libres de corrosión. Son ideales para aplicaciones como ventanas, marcos y tuberías que pueden durar más de 50 años.
  • Los plásticos aíslan efectivamente del frío, el calor o el sonido. Ahorran energía, ofrecen una gran relación calidad-precio y reducen la contaminación acústica.
  • Los plásticos son livianos. Contribuyen al ahorro al reducir las horas-hombre y la necesidad de equipo pesado como grúas; también son más fáciles de manejar, transportar y almacenar.
  • Los plásticos pueden reciclarse o su energía recuperada. La recuperación general de los residuos plásticos en el edificio y el sector de la construcción muestra una tendencia positiva.
  • Los plásticos son fáciles de mantener, fáciles de limpiar e impenetrables. Son ideales para superficies domésticas y hospitalarias o revestimientos de piso que deben permanecer higiénicos. En general, los componentes de plástico a menudo son más económicos de producir, incluso en forma personalizada, que las alternativas.
  • La facilidad con la que se pueden moldear los plásticos significa que muchos componentes se pueden combinar en uno solo haciéndolos fáciles de fabricar e instalar.

Los plásticos no sólo ofrecen excelentes soluciones prácticas, hacen una gran contribución para mejorar la eficiencia energética de los edificios que es necesaria para enfrentar el cambio climático y preservar recursos. De hecho, en términos de todo su ciclo de vida, el plástico es uno de los materiales más eficientes energéticamente.

Lo importante en este punto particular es que el uso que se le dé al plástico provenga no de la fabricación nueva, sino de reutilizar el material para ser más amable con el medio ambiente.

Arquitectura ecológica

La arquitectura ecológica es proceso de construir estructuras eficientes utilizando métodos ecológicamente responsables, el objetivo principal de la arquitectura ecológica es reducir el impacto negativo de las construcciones sobre la salud medio ambiental y humana, idealmente logrando tener un impacto neutral o positivo, pues todo se toma en cuenta: el sitio donde se va a construir, el diseño, los materiales de construcción, las fuentes de energía y su eficiencia, mantenimiento y demolición.

Esta rama de la arquitectura tiene una serie de beneficios que a largo plazo no solamente benefician al medio ambiente, sino que también será amigable para la economía del usuario:

  • Reduce costos: Este tipo de arquitectura optimiza el uso de recursos naturales, como el viento y la luz solar. De esta forma, se puede lograr mejoras en la eficiencia energética de las construcciones, así como una importante reducción de costos.
  • Promueve el bienestar de los ocupantes: Uno de los puntos clave en estas construcciones es generar una buena circulación del aire, lo cual beneficia la salud de los ocupantes. Asimismo, se prioriza el uso de materiales naturales, por encima de aquellos que poseen químicos contaminantes.
  • Diseños sofisticados y llamativos: A nivel estético, los edificios ecológicos también presentan ventajas. Muchos están emplazados en ambientes naturales y cuentan con diseños innovadores, lo que los convierten en construcciones cotizadas en el mercado y elogiadas por los arquitectos.

A medida que pase el tiempo y los beneficios de la construcción sostenible se hagan más conocidos, esta seguirá creciendo, dado que además de lo mencionado, no sólo ayuda a reducir las emisiones liberadas a la capa de ozono, sino que también ayuda a reducir significativamente los costos de climatización.

La realidad es que invertir en el reciclaje de plástico o en la creación de nuevas maneras de utilizarlo, es una inversión que se recuperará con el uso que la industria de la construcción puede darle, ya que es un “ganar, ganar” para todos los involucrados, incluyendo el planeta, que en este punto debe ser la prioridad.