Conocimientos previos a la instalación de una caldera de biomasa

El verano es la época donde las temperaturas nos hacen desear meternos en uno de esos agujeros en el hielo que sacan todos los años en la televisión a principios de año. El calor puede ser insoportable en las zonas del sur de España, dónde se puede llegar a cocinar huevo en la calle.

Uno de los beneficios que tiene el verano es que nos permite enfocarnos en ciertos aspectos de la vida que son imposibles de plantearse durante el invierno y parte de la primavera, a no ser que existan problemas serios. Nos referimos a las reformas, y en concreto a la calefacción de las viviendas.

El invierno es una época en la que tenemos que tener la seguridad de que el sistema de calentamiento de las oficinas y las casas funciona perfectamente. Un fallo del mismo durante una ola de frío puede suponer no solo un gasto extra inesperado, sino también una pérdida de confort en las viviendas.

Para evitar esto, durante el verano debemos de revisar las calderas de nuestras viviendas y oficinas, así como los calentadores. En el caso de que sea necesario cambiarlo, también te beneficiará la estación ya que la demanda suele ser menor que en invierno. Aquí tendremos que tomar la decisión sobre que caldera elegir, si de gas o de biomasa o pellets…

En el artículo de hoy vamos a tratar sobre lo que tenemos que tener en cuenta antes de elegir una caldera de biomasa, que a día de hoy son de las mejores opciones para las viviendas que tienen encendida la caldera la mayor parte del año, ya que el combustible es más barato y genera menos daños al medio ambiente.

Ten en cuenta esto antes de elegir una caldera de biomasa

En primer lugar, hay que tener en cuenta las necesidades de calefacción. No es lo mismo elegir una caldera para la vivienda habitual que para la casita de fin de semana o vacaciones estivales. Para vivienda habitual tendrás que decantarte por sistemas más serios en cuanto a instalación requerida, necesidades de espacio, autonomía, etc. Para estancias ocasionales, probablemente servirá con las estufas de pellets más pequeñas, que calientan aire y lo liberan a la estancia donde se encuentran.

La autonomía es un factor a tener en cuenta. interésate por los niveles de programación de cada caldera y si por ejemplo, se encienden automáticamente. Si la caldera va a ir destinada a tu vivienda habitual, no te interesa estar todo el rato pendiente de si se enciende, de si está funcionando o no, de si necesita reabastecimiento de combustible, cómo controla la temperatura, etc. Para un fin de semana, quizás no tenga tanta importancia para tí o se adapte al tiempo en el que estás ahí.

Y no podemos obviar el espacio que ocupan las mismas. Cuanto más completas son las calderas de biomasa, normalmente son más aparatosas y requieren más espacio para la caldera en sí, tolva de combustible, etc. Cuando te decidas por un modelo en concreto, pregúntale al instalador sobre las necesidades reales de espacio. No sólo tiene que “caber” el equipo, sino que el acceso al mismo debe ser suficiente para tareas de mantenimiento.

Además, el lugar destinado a almacenar el combustible deberá estar cubierto y deberá minimizar la humedad ambiente, para que no reduzca su eficiencia en el momento de ser quemado.

En segundo lugar, tenemos que saber el tipo de combustible empleado.  Influye en el tiempo de quemado, la frecuencia de rellenado de la tolva y por supuesto, de la potencia calorífica (no es lo mismo un pellet de madera, que la cáscara de almendra). Además, no todos los combustibles están disponibles en una misma zona. Incluso en ocasiones es posible comprar directamente al productor, ahorrando costes de intermediarios.

Por último, debemos de conocer el mantenimiento de las calderas. Hay equipos que requieren limpieza casi a diario para que funcionen de forma óptima. El mantenimiento en otros deben realizarlo exclusivamente profesionales. Por tanto, este punto es algo muy importante a considerar a la hora de elegir un equipo u otro. Pregunta al comercial o instalador sobre las necesidades de cada uno en particular y elige el que más te convenza.

Como vemos elegir a quien le compras la caldera y quien la instala va a ser importante de cara a obtener consejos de utilización y soluciones a los problemas que se puedan dar. Vimai es una empresa especializada en la venta de calderas de gasoil, gas, biomasa y pellets baratas y de gran calidad. Su dilatada experiencia, así como su equipo profesional altamente cualificado, hacen de esta empresa una de las mejores del mercado.